¿QUÉ SON Y COMO PUEDO UTILIZAR LOS ACEITES ESENCIALES?

aceites todos

Los aceites esenciales son compuestos aromáticos naturales que se encuentran en las semillas, cortezas, tallos, raíces, flores y demás partes de plantas. Pueden ser ambos agradable y poderosamente fragantes. Si alguna vez has disfrutado del regalo de una rosa, un paseo por un campo de lavanda, o el olor de la menta fresca recién cortada, has experimentado las cualidades aromáticas de los aceites esenciales. Además de dar sus olores distintivos, los aceites esenciales proporcionan a las plantas la protección contra depredadores y enfermedades y juegan un papel muy importante en la polinización.

Los aceites esenciales son sustancias fotoquímicas que no son a base de agua formadas por compuestos orgánicos volátiles. A pesar de que son solubles en grasa y son aceites, no tienen los lípidos o ácidos grasos que se encuentran en los aceites vegetales y animales. Los aceites esenciales son muy limpios y puros al tacto y son absorbidos inmediatamente por la piel. Los aceites esenciales no adulterados y puros son translúcidos y varían en color desde tonos muy claros hasta el azul profundo.

Prueba esto en casa: Exprime la cáscara de una naranja madura. El residuo fragante en tu mano está lleno de aceites esenciales.

Además de sus beneficios intrínsecos a las plantas y siendo maravillosamente fragantes para  las personas, los aceites esenciales se han utilizado a lo largo de la historia en muchas culturas por sus beneficios medicinales y terapéuticos. Los estudios científicos modernos y las tendencias hacia enfoques más integrales y naturales para el bienestar están impulsando a un renacimiento y un nuevo descubrimiento de aplicaciones de los aceites esenciales en la salud.

Los aceites esenciales se han utilizado a lo largo de la historia para una amplia variedad de aplicaciones en cuestiones de salud y bienestar. Los egipcios fueron algunos de los primeros en utilizar los ampliamente los aceites esenciales aromáticos en la práctica médica, tratamientos de belleza, preparación de alimentos y en las ceremonias religiosas. El incienso, el sándalo, la mirra y la canela se consideraron como una carga muy valiosa a lo largo de las rutas comerciales y en muchas ocasiones se intercambiaron por oro.

Siguiendo el ejemplo de los egipcios, los griegos usaban aceites esenciales en sus prácticas de masajes terapéuticos y aromaterapia. Los romanos también usaban aceites aromáticos para promover la salud y la higiene personal. Influenciados por los griegos y los romanos, en China e India también se promovió el uso de hierbas aromáticas para efectos de higiene, médicos y terapéuticos. Fueron los persas quienes empezaron a refinar los métodos de destilación para la extracción de los aceites esenciales de las plantas aromáticas. Los extractos de aceites esenciales se utilizaron en toda la Edad Media en Europa por sus propiedades anti-bacterianas y fragantes.

En tiempos modernos, las poderosas propiedades curativas de los aceites esenciales fueron redescubiertas en 1937 por el químico francés René-Maurice Gattefosse, quien sanó a una mano quemada con aceite de lavanda puro. Un francés contemporáneo, el Dr. Jean Valnet, utilizó los aceites esenciales de grado terapéutico para tratar con éxito a los soldados heridos durante la Segunda Guerra Mundial. El Dr. Valnet pasó a convertirse en un líder mundial en el desarrollo de las prácticas de aromaterapia. El uso moderno de los aceites esenciales ha seguido creciendo rápidamente a medida que los científicos de la salud y los médicos continúan con la investigación y la validación de los numerosos beneficios para la salud y el bienestar de los aceites esenciales de grado terapéutico.

Los aceites esenciales se utilizan en una gama muy amplia de aplicaciones desde el bienestar emocional al físico. Se puede utilizar un solo aceite a la vez o en mezclas complejas dependiendo de la experiencia del usuario y el beneficio deseado. Los aceites esenciales se administran generalmente por uno de tres métodos: Aromáticamente, tópicamente, o tomado internamente como los suplementos alimenticios.

Uso Aromático

doterra4

Nuestro sentido del olfato influye en muchas vías fisiológicas incluyendo la estimulación de las hormonas y otros procesos metabólicos. La aromaterapia se basa en una respuesta predecible del cuerpo a estímulos olfativos específicos. Los aceites esenciales se utilizan ampliamente en aplicaciones de aromaterapia. Algunos aceites esenciales, cuando son difundidos en el aire, pueden ser muy estimulantes, mientras que otros pueden ser tener un efecto tranquilizador y relajante. Más allá de los beneficios emocionales, la difusión de aceites esenciales puede purificar de olores no deseados y eliminar algunos patógenos en el aire. Se recomiendan difusores de bajo calor o sin calor para difundir los aceites esenciales, ya que no cambian la estructura química del aceite al ser difundidos a diferencia de los difusores de alto calor. Los aceites esenciales también pueden ser usados ​​como aditivos de limpieza y purificación en los limpiadores de lavandería y de superficies en toda la casa.

Uso Tópico

doterra5

Debido a su composición molecular natural, los aceites esenciales son fácilmente absorbidos por la piel y se pueden aplicar de forma segura por vía tópica. La aplicación de los aceites esenciales puede tener beneficios  en zonas localizadas de manera inmediata. Tienen propiedades reparadoras y calmantes y pueden ser utilizados eficazmente en masajes y tratamientos de belleza. También son desinfectantes naturales. La estructura química de los aceites esenciales también les permite ser absorbidos en el torrente sanguíneo a través de la piel para el beneficio interno en todo el cuerpo.

Uso interno

doterra6

Los aceites esenciales también pueden ser utilizados como suplementos alimenticios y dietéticos que soportan una gran variedad de condiciones saludables. Algunos aceites esenciales tienen poderosas propiedades antioxidantes mientras que otros ayudan apoyando ante una respuesta inflamatoria saludable en las células. Muchos aceites esenciales son generalmente considerados como seguros para su uso en la dieta, pero algunos aceites no deben tomarse internamente. No utilice ningún aceite esencial internamente que no esté marcado como suplemento alimenticio en su etiqueta.